El año electoral

Elegir, sobre esta palabra se sutentarán y justificarán todos los hechos que ocurran durante este año. Desde la elección de un nuevo presidente para la FIFA, nuevos mandatarios en Latino América, un plebiscito para resolver el conflicto, elegir el futuro ambiental de nuestro planeta, hasta encontrar el sucesor del hombre más poderoso sobre la tierra; estaremos frente a una serie de elecciones que desencadenarán un sinfín de situaciones que ya sean buenas o malas tendremos que estar preparados.

Frente a un panorama como este donde todos lucharán por ser elegidos para no quedarse en el camino, demostrar será la clave. Demostrando de que estás hecho y para qué viniste al mundo lograrás seducir a tus electores durante este año.

Hay nuevos electores

 

Sexo, estrato socioeconómico, edad, estado civil, lugar de residencia, ninguno de estos aspectos pueden ser considerados hoy como una verdadera segmentación. La mejor manera de estar en sintonía con tus electores es entendiendo sus gustos extraños, sentimientos cambiantes, sorpresivos y poco comunes. En otras palabras, tus electores son ante todo seres humanos.

 

Hasta pronto Millennials

Si tu estrategia de negocio se basa únicamente en los Millennials es momento de hacer cambios. Los Centenarios, una nueva generación que está cambiando las reglas. Y es que estar en las redes sociales como Facebook, crear experiencias, aliarse con artistas contemporáneos (en plataformas como Deezer) y adoptar un tono “fresco”, no es lo suficientemente cool para uno de los públicos más exigentes del mundo: los adolescentes.

Ver más

Conoce nuevos públicos

Los colectivos “underground”, una de las fuentes de inspiración para muchas marcas en el mundo. Excéntricos dientes de oro (los Grillz), pecas pintadas de colores, hombres obsesionados con el maquillaje y modelos con cuerpos diferentes.

Ver más

¿Qué es estar viejo?

No se trata de una de las muchas famosas modelos que enloquecen a sus seguidores en las redes sociales. Baddie Winkle la abuela revolucionaria de Instagram nos demuestra una vez más que el estereotipo de adulto mayor sentado en su sillón es sinónimo de no entender a quien le estás hablando.

Ver más

Sin miedo al que dirán

Sí, cada vez más nos alejamos de las anticuadas “normas de comportamiento” que sin saber muy bien por qué seguíamos acatando. “Poner los codos encima de la mesa mientras comes”, “correr por la calle sin parecer un delincuente”, “ser mujer y no desear tener hijos”.

Ver más

Comentarios

Comentarios